Clinca terapéutica privada y de desintoxicación para las adicciones y la patologia dual | 977 809 523 | 617 200 882 (24h)

llámanos las

24 horas al

617 200 882

El síndrome de abstinencia de la cocaína

síndrome abstinencia

Al hablar del síndrome de abstinencia nos referimos a la sensación que experimenta una persona cuando se interrumpe de forma abrupta el consumo de una droga. Este síndrome se manifiesta con una serie de síntomas que son diferentes en función de la frecuencia y la intensidad con la que la persona consumía la sustancia. Los síntomas que aparecen pueden ser de carácter físico, emocional y psicológico. En el caso de la cocaína, se trata de una sustancia química que provoca alteraciones en el cerebro. Es por eso que cuando se detiene el consumo de la droga se crea una respuesta fisiológica que se conoce como síndrome de abstinencia.

Los síntomas de abstinencia pueden ocurrir incluso si el usuario no ha dejado por completo la cocaína y todavía tiene algo de droga en la sangre. Estos síntomas pueden ser muy intensos dependiendo del grado de consumo que haya hecho la persona. Si ésta no ha tomado mucha cocaína o si la ha consumido con poca frecuencia, los síntomas de abstinencia seguramente serán menos graves. En cambio, alguien que haya abusado considerablemente de la droga experimentará síntomas mucho más pronunciados.

 

Síntomas del síndrome de abstinencia de la cocaína

 

El principal efecto que provoca la cocaína es una sensación de euforia. Ésta se produce ya que el cerebro libera mayores cantidades de lo normal de algunos químicos. Pero, por otro lado, los efectos de la droga en otras zonas del cuerpo pueden llegar a ser muy graves y, en ocasiones, hasta mortales. Cuando se interrumpe el consumo de cocaína o cuando termina su efecto empiezan los síntomas que afectan tanto al cuerpo como a la mente. A diferencia de otras drogas como la heroína, los síntomas de la abstinencia por cocaína a veces no son visibles. Pero eso no quita que el nivel de gravedad puede llegar a ser considerable. Normalmente, durante los primeros cinco días después de haber dejado de consumir los síntomas suelen ser peores.

Los síntomas más comunes del síndrome de abstinencia de la cocaína son:

  • Fatiga
  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Irritabilidad
  • Cambios de humor
  • Ataques de pánico

Estos síntomas aparecen al principio del periodo de abstinencia. Son consecuencia de un desajuste químico tanto en el cerebro como en el organismo. Durante el síndrome de abstinencia, el consumidor tiene muchas ganas de tomar más cocaína para recuperar la sensación de euforia antes mencionada. Además del sentimiento de abatimiento y la sensación de vacío, la persona puede tener problemas para recordar cosas afectando a su concentración.

 

Estado del individuo antes de llegar al síndrome de abstinencia

 

Como estado previo al periodo de abstinencia, la cocaína provoca unos síntomas en el cerebro y organismo que contrastan con la fase de abatimiento posterior. Lo que determina el tiempo que dura la sensación de euforia es la forma en cómo se consume la sustancia. Cuánto más rápida sea la absorción, más intensa será la sensación de “subidón” y, a su vez, menor será la duración de los efectos de la cocaína. Inhalando la droga, la euforia tarda en llegar, pero puede durar entre 15 y 30 minutos. Por otro lado, los efectos que se obtienen fumando la cocaína pueden durar entre 5 y 10 minutos.

Los efectos en el cuerpo y la mente del usuario varían desde los primeros estados hasta los efectos a largo plazo. En un principio, el consumidor experimenta, por ejemplo, una energía y felicidad intensas o hipersensibilidad a la luz y el sonido. A nivel fisiológico, los efectos que resultan del consumo de cocaína incluyen:

  • Aceleración de la frecuencia cardíaca
  • Dilatación de las pupilas
  • Contracción de los vasos sanguíneos
  • Aumento de la temperatura corporal
  • Incremento de la presión arterial
  • Temblores y vértigos
  • Espasmos musculares
  • Paranoia

Por otro lado, el abuso de la cocaína puede conllevar graves complicaciones médicas como ataques al corazón, ataques cerebrovasculares, convulsiones, problemas gastrointestinales y hasta coma. Las muertes provocadas por el consumo de esta droga acostumbran a ser producto de un paro cardíaco o de convulsiones que llevan a un paro respiratorio. En algunos casos, puede darse una muerte súbita la primera vez que se prueba la cocaína o al consumirla consecutivamente.

 

¿Cuánto dura el síndrome de abstinencia?

 

No existe una duración exacta para el síndrome de abstinencia de la coca. En realidad, depende de factores como la cantidad consumida y la pauta de consumo del usuario. Según estudios hechos en las últimas décadas, se pueden establecer tres fases en el síndrome de abstinencia de la cocaína:

  1. Primera fase donde se produce el crash o sensación de abatimiento que puede durar de unas horas a cinco días. Las características de esta primera fase son depresión, debilidad, trastornos del sueño como somnolencia o insomnio, irritabilidad y un fuerte deseo de consumir durante el primer día que acaba despareciendo entre el tercer y el quinto día.

 

  1. Segunda fase propiamente de abstinencia. Puede durar de una a diez semanas y es la etapa donde hay más riesgo de recaída. Podemos distinguir dos sub-fases. En la primera o temprana se normaliza el estado de ánimo y del sueño y bajan tanto la ansiedad como el deseo de cocaína. Sin embargo, en la segunda sub-fase también conocida como media o tardía, se produce un aumento de la ansiedad y la sensación de irritabilidad y aparece un intenso deseo de consumir otra vez.

 

  1. Tercera fase, conocida como de extinción. Tiene una duración indefinida y se caracteriza porque la sintomatología depresiva va remitiendo y se recupera el estado de ánimo normal. El consumidor puede que tenga ganas de tomar cocaína por el recuerdo de la euforia que sentía después de su uso, o por estímulos condicionados que ocurren a su alrededor.

 

Muchas veces no hay síntomas visibles de la abstinencia como vómitos o temblores, que pueden acompañar a la abstinencia de drogas como la heroína. Sin embargo, factores como el deseo de consumir o el síndrome depresivo pueden ser más altos que los de la abstinencia a otras drogas.

Aunque haya transcurrido un período largo de abstinencia, el riesgo de recaída es elevado. Por eso es muy importante estar alerta y reaccionar frente a cualquier signo que haga pensar que se ha podido reiniciar el consumo de cocaína.

Con CC Adicciones se puede salir.

Dar el primer paso es sencillo. Nosotros te ayudamos a dar el resto.

Contacta
X

Déjanos tu teléfono o email y te contactamos






Si, acepto la política de privacidad de este web.