Saltear al contenido principal
Clínica terapéutica privada y de desintoxicación para las adicciones y la patología dual con Registro Sanitario H 43606232 977 809 523 617 200 882 (24h)
Mujer Copa

Tomar alcohol es una práctica extendida en todo el mundo y su aceptación social hace que muchas veces los casos de dependencia a esta sustancia pasen desapercibidos. Por razones como estas el alcohol es la droga más consumida en el planeta. En general, los hombres toman más alcohol que las mujeres y suponen la mayor parte de los casos de adicción. No obstante, el alcoholismo entre las mujeres ha aumentado en las últimas décadas y, hoy en día, ya es un problema tan importante como en los hombres. Hay muchas similitudes respecto a los síntomas y consecuencias que el consumo de alcohol tiene en ambos sexos. Aun así, el alcoholismo en mujeres presenta algunas particularidades que veremos en el artículo de hoy.

 

Alcoholismo y mujeres

 

Antes decíamos que los casos de alcoholismo entre las féminas se han incrementado en los últimos años. Incluso en algunas ocasiones el porcentaje de mujeres que consumen alcohol llega a superar al de los hombres, como por ejemplo entre los adolescentes. Para entender cómo se ha producido este cambio con un aumento de mujeres con problemas con el alcohol hay que fijarse en cómo ha cambiado el tipo de vida. El ritmo de vida actual ha hecho que muchas mujeres sientan un gran estrés por el volumen de trabajo que tienen al tener que compaginar las tareas domésticas o familiares con la vida laboral. Por otro lado, se ha observado una cierta tendencia por parte de las mujeres a imitar los comportamientos considerados tradicionalmente como masculinos. Esto es así en un contexto de buscar la igualdad entre ambos sexos, también en el caso de las drogas, con hábitos asociados con la permisividad y la desinhibición.

A pesar de estas similitudes con los hombres, el alcoholismo femenino presenta algunas características que lo distinguen del masculino. Una de las más importantes, sino la que más, es que se acostumbra a ocultar el consumo. Esto se debe a que, por desgracia, el consumo de alcohol y de drogas en general entre las mujeres está más estigmatizado por la sociedad. Por ese motivo, muchas mujeres beben en soledad y de forma casi clandestina, mientras que los hombres lo hacen con menos disimulo en un bar o local. Por otro lado, el alcohol le afecta más a ellas que a ellos, a nivel fisiológico.

 

¿Cómo afecta el alcohol a las mujeres?

 

A nivel de tolerancia, las mujeres tienen menos que los hombres. El motivo es que ellas tienen menos masa corporal y sus órganos son más pequeños que los de los hombres. De esta forma, aunque las mujeres consuman menos cantidad de alcohol que los hombres, los efectos de la droga en su organismo son más graves. Se estima que un consumo de alcohol en las mujeres debería ser como máximo una copa de vino o caña de cerveza al día. Cualquier medida que la supere se considera como un consumo excesivo. En cambio, el consumo adecuado es el doble en el caso de los hombres.

Según un punto de vista fisiológico, se puede observar cómo las mujeres tienen un mayor riesgo a la hora de caer en problemas de abuso y, por lo tanto, acabar desarrollando una adicción. Además, los problemas que se derivan del consumo de alcohol como el daño cerebral o las enfermedades cardíacas y hepáticas son más agresivos en las mujeres que en los hombres. A modo de ejemplo, fruto de los efectos nocivos del alcohol, la pérdida de materia gris en las mujeres es mayor que en los hombres.

Más diferencias al respecto de la relación entre el alcohol y los dos sexos hace referencia al componente emocional. Muchas veces, ellas beben por motivos emocionales, para ahogar las penas, como se suele decir. Esta conducta difiere de los hombres que, mayoritariamente, consumen para autoafirmar su masculinidad en la sociedad. De aquí vendría la tendencia más presente en las mujeres de mezclar bebidas etílicas y ansiolíticos o psicofármacos. Al ser ambas sustancias depresoras del sistema nervioso central, les aporta una sensación inicial y efímera de relajación y bienestar. Esto explicaría que muchas mujeres opten por beber en soledad y en sus casas.

    ¿Te sientes identificado? Contacta y te ayudaremos.






    Alcoholismo y depresión

     

    Existen varias investigaciones que muestran una relación de proximidad entre consumo de alcohol y cuadros depresivos en mujeres. Aun así, no es fácil determinar si es la bebida la que produce depresión o es al revés. En cualquier caso, los estados depresivos previos aumentan las probabilidades de un consumo excesivo con muchos números de acabar en adicción. Según los datos estadísticos, el 65% de las mujeres con problemas de alcoholismo presentaban una depresión previa. Éstas, afirmaban que parar aliviar sus malestares a nivel psicológico recurrían a la bebida.

    Sin embargo, encontramos también un gran porcentaje de mujeres que reconocen que después de haber consumido alcohol en exceso, sus alteraciones mentales se dispararon. Entre éstas, los cuadros depresivos, la tristeza, la desesperanza y la dependencia alcohólica. Por otro lado, es común que las mujeres tarden en aceptar que tienen un problema con el alcohol. Esto complica más el tratamiento, ya que pasa mucho tiempo antes de pedir ayuda profesional para superar la adicción.

     

    El tratamiento como vía para salir de la adicción

     

    Se suele observar una serie de características entre las mujeres que acuden a un centro de tratamiento de adicciones. La mayoría tienen entre 35 y 50 años y llevan más de diez años con problemas de abuso al alcohol. Además, más de la mitad de ella presentan experiencias de maltrato doméstico. Consumen en secreto y lejos de la vista pública. Por eso, es habitual que se encuentren en una situación de aislamiento social. El estigma que existe sobre las mujeres alcohólicas hace que muchas tarden mucho tiempo en buscar ayuda. Por ese motivo, ante un posible caso de una familiar que pueda encontrarse en esta situación hay que estar más alerta que nunca.

    CCAdicciones es un centro de tratamiento de adicciones donde contamos con los mejores profesionales para ayudarte si eres adicto a alguna droga o tienes cualquier otra adicción. Ponte en contacto con nosotros si crees que necesitas ayuda para volver a recuperar el control sobre tu vida.

    Primera consulta gratuita

    Pide ahora una primera cita gratuita y sin ningún compromiso. Te llamaremos para concertar día y hora.

      El lugar que necesitas para reempezar

      Volver arriba