Saltear al contenido principal
Clínica terapéutica privada y de desintoxicación para las adicciones y la patología dual con Registro Sanitario H 43606232 977 809 523 617 200 882 (24h)
Licores-digestivos-alcoholismo

El Alcohol no es nunca una solución a los problemas. Al contrario, es el motivo de muchos conflictos y sus efectos son muy dañinos. Durante mucho tiempo se ha dicho que los licores digestivos van bien para la salud o que tomar un chupito después de comer ayuda a digerir y sienta bien. Evidentemente, los licores digestivos son un hábito muy peligroso que puede llevar a la adicción al alcohol y no son recomendables para nuestra salud.

Porque, aunque parezca mentira, muchas veces hace falta recordar que el alcohol es una droga, y además una de muy peligrosa. Igual que no es para nada saludable tener siempre la cerveza y el vino acompañando cada una de nuestras comidas, acabarlas siempre con un licor digestivo puede ser igual de perjudicial para nuestros hígados y la salud en general.

Otro gran peligro: los licores digestivos

En CCAdicciones seguimos destapando falsos mitos sobre supuestos efectos positivos de las drogas. Con el alcohol siempre aparecen hipotéticos beneficios que solo sirven para excusar la ingesta y el consumo desmesurado que hace buena parte de la sociedad.

El consumo de estos licores de manera frecuente para cerrar las comidas no es positivo. Muchos licores acostumbran a ser de graduaciones muy elevadas, bastantes de ellos superando el 30% de volumen de alcohol. Aunque puedan provocar cierta sensación de bienestar, a la larga afectan a la salud y no son la solución para las buenas digestiones. Si fuese algo muy esporádico y en cantidades muy bajas no sería tan grave, pero con el alcohol no suele haber ni regulación ni control.

Como ya hemos comentado previamente, el consumo de alcohol es un riesgo para la salud de las personas. Por lo tanto, los licores digestivos no son beneficiosos. En CC Adicciones recomendamos que si lo que se pretende es mejorar la digestión, se utilice una vía más sana como controlar los alimentos o la cantidad de ingesta. Añadir alimentos ricos en fibra, reducir las grasas, comer más verduras y fruta, etc. Hay muchas alternativas si lo que realmente se desea es mejorar la digestión, claro. Además, en caso de tener dificultades en la digestión también se puede recurrir a productos farmacéuticos, acudir a un nutricionista o a un médico especialista. Sin duda, el alcohol no debería ser la solución y buscar ayuda profesional será una decisión mucho más sabia.

No hay beneficios en el consumo de alcohol

El alcohol es siempre una mala idea y consumirlo un grave error. Es una adicción muy común y sus efectos y consecuencias en las personas adictas son terribles. Además, cuesta mucho desintoxicarse. Es una droga legal, y que, como decíamos, acostumbra a tener un lugar fijo en nuestras neveras. Sin embargo, las consecuencias que puede tener su ingesta hay que tenerlas siempre claras y no hay que menospreciar sus dañinos efectos. Ninguna cantidad de alcohol es segura o puede ser sana para nuestra salud.

Siempre que seamos consumidores habituales estaremos tentando la suerte, por eso mismo no es recomendable consumir nunca. Si crees que estás empezando a beber más de la cuenta o que alguien de tu entorno podría ser adicto, contacta con CCAdicciones y te ayudaremos a apartar el alcohol de tu vida.

    ¿Te sientes identificado? Contacta y te ayudaremos.






    Daños que provocan las bebidas de alta graduación

    Los licores digestivos acostumbran a ser bebidas alcohólicas de graduaciones muy elevadas. Esto significa que sus efectos para el cuerpo son todavía más perjudiciales. Algunos muy habituales son el orujo, licores de hierbas, limoncello, etc. En cada país y casi en cada sitio donde vas hay un licor típico del lugar. Otra señal más del consumo desmesurado y extendido que hay del alcohol.

    Por su parte, los destilados más habituales (ron, whisky, vodka, ginebra, etc.) también se acostumbran a beber después de las comidas. Siempre hay justificaciones para poder tomar alcohol. Sin embargo, no se debería de consumir y menos si hablamos de bebidas y licores de graduación tan elevada.

    Estas bebidas pueden tener efectos más perjudiciales para nuestra salud. La gente se puede embriagar con más facilidad y sin ser consciente de ello. También hay un mayor descontrol y agresividad. Evidentemente, este descontrol hace que aumenten las consecuencias negativas y las posibilidades de que terceras personas sufran daños. El consumo de bebidas alcohólicas de alta graduación, en definitiva, causará más problemas por el simple hecho de afectar más a la persona consumidora. Más embriaguez, más descontrol, mayores daños para el adicto y para quienes le rodean. El ciclo habitual del consumo de alcohol.

    Y, como no puede ser de otra manera, estas bebidas también causan otras afectaciones a la salud y enfermedades derivadas del alcohol. Estas son algunas de las más graves:

    • Cáncer
    • Cirrosis
    • Cardiopatías
    • Deterioro cognitivo
    • Enfermedades mentales

    Por todos estos motivos parece obvio que hay que buscar otras opciones saludables para poder mejorar la digestión, o romper con ciertos malos hábitos que se llevan a cabo porqué tenemos muy integrados.

    Alternativas al consumo de alcohol

    Es evidente que hay muchas alternativas saludables para mejorar la digestión. Como decíamos, lo que se intenta conseguir mediante los licores se puede hacer con dietas, alimentos que faciliten la digestión o quizás controlar la alimentación a través de un profesional de la salud que nos asesore. Sin duda lo que no hay que hacer es pensar que el alcohol puede será la solución.

    De hecho, puede que el problema no sea de digestión, sino de adicción. En ese caso, la mejor opción es ingresar en un centro de desintoxicación.

    Salir de la adicción

    Todos los hábitos que tenemos integrados y que incluyen el alcohol son un riesgo. Aunque el hecho de probar un alcohol fuerte o licor digestivo puede no ser perjudicial, el consumo frecuente siempre será dañino y no recomendable. Que en nuestra mano siempre haya una copa de vino, que las cervezas estén presentes en cada evento social que realizamos o acabar cada comida con un vaso de licor quizás sean síntomas de adicción al alcohol.

    En CCAdicciones tenemos tratamientos para el alcohol en nuestros centros de desintoxicación. Ten presente que nosotros estamos siempre preparados para recibirte. Tenemos un servicio de atención las 24 horas para estar allí en el momento que decidas dar un paso hacia adelante.

    Si necesitas ayuda o crees que alguien de tu entorno está en una situación complicada, estaremos aquí para apoyarte y ofrecerte los servicios y tratamientos que necesites.

    Primera consulta gratuita

    Pide ahora una primera cita gratuita y sin ningún compromiso. Te llamaremos para concertar día y hora.


      Acepto la política de privacidad de esta web.

      El lugar que necesitas para reempezar

      Volver arriba