Clinca terapéutica privada y de desintoxicación para las adicciones y la patologia dual | 977 809 523 | 617 200 882 (24h)

llámanos las

24 horas al

617 200 882

Los cannabinoides sintéticos y sus efectos

sillón pared

El mundo de las drogas es prácticamente infinito. Algunas se extraen de plantas y productos naturales mientras que otras son fabricadas en laboratorios. Esto hace que el abanico para conseguir estas sustancias en el mercado sea tan amplia como variada. Una de las drogas creada a partir de químicos cuyo consumo ha ido creciendo a lo largo de los años son los cannabinoides sintéticos. A pesar de llevar la palabra cannabis en el nombre, no guardan relación alguna con la marihuana en lo que a composición se refiere. Sin embargo, se llaman así ya que sí que tienen en común que interactúan con los receptores de la marihuana en el cerebro y producen efectos similares.

 

¿Qué son los cannabinoides sintéticos?

 

Los cannabinoides sintéticos (CS) son un grupo enorme de sustancias, con estructuras diferentes, que tienen afinidad por los receptores cannabinoides. Su consumo se ha multiplicado en los últimos años entre los que buscan efectos similares al cannabis. Una de las primeras denominaciones comerciales, unida para siempre como epónimo a estas sustancias, fue la de Spice, la más conocida de este tipo de sustancias. Los principios activos de los CS son moléculas estructuralmente pequeñas, liposolubles y volátiles (lo que facilita su consumo fumado).

El desarrollo de los cannabinoides sintéticos comenzó en los años sesenta y setenta cuando grandes compañías farmacéuticas buscaban moléculas capaces de emular los efectos terapéuticos potenciales del tetrahidrocannabinol (THC). Desde entonces, se han sintetizado centenares de CS y, aunque parece que su uso recreativo se centra en unas decenas, es de esperar que su desarrollo no vaya a detenerse. Durante los años setenta y ochenta empezaron a comercializarse promocionados como productos vegetales para quemarse en forma de inciensos aromáticos. Más tarde, a finales de siglo parecieron desaparecer prácticamente debido, en parte, al aumento de los costes de su fabricación.  Sin embargo, a principios del nuevo siglo, el comercio y consumo de los CS resurgió y así se mantiene hasta la actualidad.

 

¿Cómo se presentan los cannabinoides sintéticos?

 

Esta droga se distribuye habitualmente en bolsas cerradas al vacío, que se ofrecen al público como “incienso místico”, “popurrí para meditación”, “aditivos para baños”, “ambientadores”, etc. Por supuesto, estas bolsas también se presentan con el mensaje de “no aptos para consumo humano”. Además, llevan sugerentes imágenes y dibujos, y las plantas secas y picadas en su interior. Dichas bolsas aparecen en diferentes colores con una inmensa oferta de sabores. Los envases contienen cantidades variables (alrededor de 3 gramos generalmente). La mezcla que contienen está compuesta por productos vegetales, CS y, frecuentemente, vitamina E. Destaca la gran pureza de las moléculas y es que solo excepcionalmente contienen adulterantes.

Las dosis utilizadas suelen ser pequeñas, generalmente menores de 0,3-0,5 gramos del preparado herbal con aditivos. En cualquier caso, la dosificación es difícil de regular debido al desconocimiento del principio activo que se va a consumir y su concentración. Es frecuente que en los blogs se describan vivencias dispares en función del producto consumido, incluso en individuos que pretendían reproducir experiencias anteriores habiendo comprado la droga en el mismo proveedor. Por eso, la dificultad para controlar los efectos esperables de estos tóxicos es uno de los argumentos en contra de su uso más objetado por los usuarios.

 

Efectos del consumo de CS

 

Los cannabinoides sintéticos actúan sobre los mismos receptores de las células del cerebro que el THC, el ingrediente psicoactivo de la marihuana. Hasta el momento, son pocos los estudios científicos sobre los efectos de los cannabinoides sintéticos en el cerebro humano. Sin embargo, los investigadores saben que algunos de ellos se adhieren con más fuerza que la marihuana a los receptores de las células afectadas por el THC y pueden producir efectos mucho más potentes. Las consecuencias que esto tiene para la salud pueden ser impredecibles y peligrosas.

Al ser desconocida la composición química de muchos productos de CS y poder variar de un lote a otro, es probable que dichos productos contengan sustancias que causan efectos drásticamente diferentes a los que podría esperar el usuario. Aun así, los efectos más habituales producidos por el consumo de cannabinoides sintéticos son:

  • Relajación
  • Ánimo elevado
  • Alteración de la percepción
  • Confusión
  • Paranoia
  • Ansiedad extrema
  • Alucinaciones
  • Síntomas de psicosis con delirio o pensamientos desordenados desconectados de la realidad

En los casos donde el consumo de esta droga implicó el ingreso a salas de urgencias, los pacientes presentaron síntomas graves como aumento de la frecuencia cardíaca, vómitos, comportamiento violento y pensamientos suicidas. Además, los cannabinoides sintéticos también pueden elevar la presión arterial y reducir el flujo de sangre que llega al corazón, causar daño a los riñones y provocar convulsiones.

 

¿Cuál es su distribución?

 

Los productos spice se comercializan principalmente a través de internet y tiendas especializadas o smart shops, aunque el vacío legal en torno a ellas ha facilitado que su venta en algunos países de la Unión Europea se extendiese hasta sex-shops o gasolineras. Sin embargo, el grueso de la venta de spice drugs se produce a través de páginas web. En ellas se especifica la situación legal de cada producto ofertado según el país de destino, sugiriendo cuáles pueden ser las alternativas para burlar la legislación vigente.

La percepción del riesgo de consumo de cualquier adquisición legal es siempre menor, y existe el peligro de pensar que son alternativas seguras. Ha habido un marketing deliberado para presentar las spice drugs como sustancias naturales de origen vegetal que imitan los efectos del cannabis. Esto ha dejado a los consumidores en una posición de desinformación y desprotección durante años. Actualmente, en los foros y blogs sobre el tema, el conocimiento de que los efectos psicoactivos se deben a agregados sintéticos parece generalizado. Después de ser detectados en el ámbito de la Unión Europea hace una década, el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanías comenzó a tomarse el uso de estas sustancias muy en serio.

En CCAdicciones contamos con los mejores profesionales para ayudarte si eres adicto a alguna droga o tienes cualquier otra adicción. Ponte en contacto con nosotros si crees que necesitas ayuda para volver a recuperar el control sobre tu vida.

Con CC Adicciones se puede salir.

Dar el primer paso es sencillo. Nosotros te ayudamos a dar el resto.

Contacta
X

Déjanos tu teléfono o email y te contactamos






Si, acepto la política de privacidad de este web.