Saltear al contenido principal
Clínica terapéutica privada y de desintoxicación para las adicciones y la patología dual con Registro Sanitario H 43606232 977 809 523 617 200 882 (24h)
Los Síntomas De Adicción A La Cerveza Pueden Ser El Principio De Un Trastorno Adictivo Muy Grave.

Actualmente, las bebidas alcohólicas forman parte de la cultura de muchas sociedades. Por lo que cuentan con una gran aceptación comunitaria y una presencia muy visible en todo tipo de eventos sociales. Sin embargo, el abuso del alcohol es también un hecho normalizado y muy frecuente. Factores que dificultan la diferenciación entre detectar las primeras señales del posible trastorno por dependencia de las del consumo ordinario. A continuación, explicamos cinco de los síntomas de adicción a la cerveza. Se trata de signos y señales orientativas, aunque ayudar a prevenir situaciones de riesgo:

Cómo detectar los signos de la adicción al alcohol.

Tener siempre una cerveza en eventos sociales

Este es un hecho que se cumple en cualquier tipo de contexto social, ya sean fiestas, visitas momentáneas o eventos. En la sociedad actual, mucha gente experimenta malestar cuando no se puede beber. Sobre todo cuando hay botellas a la vista.

Beber cerveza aunque sea “no alcohólica”

El consumo de cerveza es tan cotidiano que resulta extraño no consumirla habitualmente. Muchas personas con esta perspectiva consideran que, al tratarse de una bebida de poca graduación, no se puede considerar una bebida alcohólica “verdadera”. Por lo tanto, este razonamiento les sirve para consumir más.

Revisar las reservas de cerveza

Asegurarse de que quedan latas de sobra se convierte en una inquietud cotidiana para personas con síntomas de adicción a la cerveza. Aunque requiere un proceso temporal para llegar a esta fase, este tipo de individuos consideran que quedarse sin reservas de cerveza es un gran problema.

Beber muy rápidamente

Se trata de uno de los signos más significativos que alertan de una posible adicción a la cerveza. Beber se convierte en una obligación social de la reunión y no se permiten el lujo de perder el tiempo.

Perder el contacto con personas que no beben

Los adictos a la cerveza reorganizan su vida social alrededor de las reuniones en las que, por defecto, se bebe. En consecuencia, se deteriora poco a poco el contacto con las personas abstemias o que no están acostumbradas a beber.

    ¿Te sientes identificado? Contacta y te ayudaremos.






    Efectos de consumir cerveza desmedidamente

    • Pérdida de conocimiento: Al tomar grandes cantidades de cerveza rápidamente. El nivel de alcohol en la sangre aumentan vertiginosamente, provocando desfallecimientos y pérdidas de conocimiento.
    • Lapsos de memoria: Se producen diminutos deterioros en el hipocampo que pueden manifestarse unas horas más tarde de haber consumido cerveza. Si se ingiere sin control y con el estómago vacío se puede experimentar amnesia en intervalos de tiempo mayores o incluso sucesos completos.
    • Impulsividad: Interfiere en las conexiones del córtex prefrontal del cerebro (la zona encargada de mediar en la impulsividad y la organización del comportamiento). La persona adicta a la cerveza se vuelve susceptible de experimentar comportamientos impulsivos y agresivos.

    Efectos de beber cerveza a largo plazo

    • Límite del desarrollo cerebral en adolescentes: El consumo en una edad joven interfiere en el correcto desarrollo cerebral, creando déficits trascendentales en la recuperación de la información verbal y no verbal y dificultando el aprendizaje y la memoria.
    • Trastornos emocionales: Beber cerveza altera los niveles de serotonina del cerebro y favorece la aparición de todo tipo de trastornos emocionales en la persona. Como por ejemplo, la depresión o la ansiedad.
    • Psicosis: La adicción extrema a la cerveza genera un estado de psicosis que crea todo tipo de alucinaciones, paranoias e ilusiones. Este síndrome causa cefaleas, agitación constante, temblores corporales, náuseas y vómitos e incluso la muerte.

    La línea entre el consumo habitual y el abuso

    Hay una gran diferencia entre llevar un consumo “aceptable o moderado” de cerveza y un consumo obsesivo o basado en la dependencia. Este último hecho se basa en una serie de factores que afectan a la persona negativamente en un periodo de tiempo. Padecerlos en mayor número y medida depende de sus condicionantes vitales. Este período temporal se conoce como “silencio clínico” y se trata del momento de gestación de la enfermedad en el cual aparecen los síntomas de adicción a la cerveza.

    Generalmente, si se presta atención, es posible observar cómo el consumo de cerveza se incrementa en número de dosis con el paso del tiempo. La reacción a este hecho es entonces el aumento de la tolerancia física a la bebida, haciendo que el organismo de la persona se acostumbre a ella.

    Cuando se trata de la conducta del individuo, es frecuente que se decida pasar un tiempo excesivo en beber o buscar cerveza. Al llegar a esta etapa, el consumo ya no es ocasional, sino muy habitual y constante. Acto seguido, suelen aparecer complicaciones médicas y psiquiátricas en la persona bebedora. Algunos de estos problemas de salud son:

    • Daño hepático
    • Temblores
    • Cambios de humor
    • Agresividad
    • Caídas y golpes

    Cuando aparecen estos primeros síntomas de adicción a la cerveza, es normal que el nuevo estilo de vida de la persona dependiente termine por afectar a su rendimiento en el trabajo y a su capacidad para relacionarse socialmente. Cuando padece estas dos situaciones es entonces cuando existe un trastorno de adicción a la cerveza que debe ser tratado lo antes posible.

    Cómo dejar el abuso de cerveza

    El tratamiento del alcoholismo que realiza CCAdicciones se enfoca en devolver al paciente el control sobre su vida, en un entorno que le de ayude a dejar la bebida. Contacta con nuestros terapeutas profesionales y te informarán sobre la mejor solución para tu caso.

    Primera consulta gratuita

    Pide ahora una primera cita gratuita y sin ningún compromiso. Te llamaremos para concertar día y hora.


      Acepto la política de privacidad de esta web.

      El lugar que necesitas para reempezar

      Volver arriba